Me encanta plantar vegetales y verlos crecer. El otoño pasado, planté un jardín lleno de Pak Choi, o repollo chino. Las plantas (alrededor de 50) crecieron rápidamente, saludables y hermosas.

Vivo en Nassau, Bahamas, en un área donde hay una gran población de ratas. Un día me di cuenta que había una rata en el jardín. Así que me apresuré a echarla de allí. Hasta que desapareció en los arbustos cercanos, pero luego de una hora regresó, acompañada de más ratas. Tiré piedras para asustarlas, pero cuando regresé horas más tarde, había 5 o 6 ratas comiendo mis plantas. La situación era desesperante. Las plantas atrajeron a las ratas de una manera que no había visto antes; ¡Les encantó Pak Choi! Puse trampas y veneno, pero no funcionó- En una semana las plantas habían sido comidas junto a las raíces. Estaba tan desanimado que decidí no plantar más.

Los meses pasaron y quería verduras frescas. Planté algunos tomates. Las plantas crecieron rápidamente y pronto crecieron varios tomates. ¡Estaba orgulloso de cómo habían crecido! Planeé viajar durante dos semanas, calculando el tiempo en que los tomates irían a madurar. De pronto, escuché a las ratas llegando cerca de los arbustos cercanos, así que de nuevo me dispuse a colocar veneno.

Una mañana antes de salir, sentí la necesidad de levantarme temprano y ver como estaban los tomates. Al verlos me decepcioné mucho. Media docena de tomates verdes habían sido parcialmente comidos y dejados colgando en las plantas. Las ratas estaban de vuelta. Iría a ausentarme de casa por dos semanas y sabía que los tomates de seguro serían comidos por las ratas antes de que regrese. ¿Qué puedo hacer?

Tengo una idea. Fui y me paré en una esquina del jardín donde estaban los tomates e hice algunos movimientos con mis manos como si estuviera marcando cercas al borde del jardín. Me moví a la siguiente esquina e hice lo mismo. Después de que fingí cercar las cuatro esquinas caí de rodillas y supliqué:

“Querido Dios, he trabajo tanto para cultivar estos tomates, pero ahora las ratas van a destruirlos. No tengo ninguna cerca para mantener a las ratas alejadas. Justo ahora he marcado los límites en mi jardín y te suplico por favor que protejas mis tomates y mantengas alejadas de aquí a las ratas mientras esté asunte.

Cuando regresé luego de dos semanas a casa estaba bastante ansioso por ver cuál había sido el resultado de mi oración. Cuando me acerqué al jardín me sorprendí completamente con lo que Dios había hecho. Entonces caí de rodillas y derramé mi corazón en gratitud.

Las plantas estaban pesadas con tomates maduros y a punto de madurarse. Ninguno fue mordido o comido. Durante semanas hice la cerca invisible y pude disfrutar de una completa y rica cosecha de tomates. Dios es muy bueno. Incluso se preocupó por los tomates.

El pastor Danhugh Gordon sirve en las Bahamas.

DIVISIÓN SUDAMERICANA- ENFOQUE DE ORACIÓN
Del 10 al 17 de septiembre

BREVE HECHOS SOBRE LA DIVISIÓN: La División Sudamericana (DSA) coordina el trabajo en ocho países: Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Perú, Bolivia y Ecuador. Con una población de 320 millones de habitantes en su territorio, la División abarca a más de 2,4 millones de miembros en 27,000 iglesias y empresas.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por el equipo de líderes de la DSA: Erton Carlos Kohler, presidente; Edward Heidinger Zevallos, secretario; y Marlon de Souza Lopes, tesorero. También, ore para que el Espíritu de Dios sea derramado sobre los líderes de las Uniones, Asociaciones y Misiones.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por los 5.000 pastores que trabajan en el territorio de la DSA. Ore para que tengan fuerza para predicar la verdad con audacia y se mantengan firmes en medio de los desafíos.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por el sistema educativo adventista de la DSA. 320.000 estudiantes están matriculados en 888 escuelas, colegios y universidades. Oremos para que estos jóvenes respondan al llamado de seguir a Jesús y le entreguen sus vidas y talentos.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por los jóvenes y jóvenes adultos de la DSA. Con casi 60% de sus miembros menores de 35 años, esta División tiene una membresía muy joven y dinámica. Ore para que los jóvenes y los ancianos se involucren en la misión personal.

PEDIDO DE ORACIÓN: Ore por los 500 empleados del centro de comunicación de la División, que producen contenido para televisión, radio e Internet. El centro de comunicación está fuertemente enfocado en usar la comunicación efectiva para presentar el evangelio. Ore los para que muchos sean alcanzados con las buenas nuevas de la salvación, como resultado de estos trabajos.